Historia de un hombre con dignidad

Publicado: 10 enero, 2013 en Internacional
Etiquetas:, , , , ,

Budd Dwyer

Esta es una historia cruda. Desagradable. No hay razón para pensar que sea para estómagos sencillos. Pero a la vez es auténtica. En cierta manera conmovedora. Y es una secuencia de imágenes, que por lo inédito de su dosis de realidad, no dejo de ver de cuando en vez.

Imaginen a un tipo. Estadounidense. Zoon politikon que fue forjando su liderazgo en sus años de universidad. Republicano, ofreciendo su particular imagen de rectas convicciones morales. 5 años en el Parlamento de Pennsylvania, senador durante una década y tesorero del mismo estado desde el 80 hasta su violenta desaparición 7 años más tarde. Implicado como protagonista secundario del escenario ejecutivo del país de las barras y estrellas durante más de 20 años. Una carrera consolidada y prometedora, que se vio truncada cuando en un fallido concurso público, se otorgó el cálculo de la indemnización al funcionariado estatal por sobrepago de impuestos a la empresa Computer Techonology Associates.

Entonces comenzó la pesadilla para el señor Dwyer. La red de influencias de la concesionaria de la auditoría llegó hasta el soborno para llevarse el jugoso contrato que rondaba los 5 millones de dólares, lo que parecía un triunfo para el propietario, John Torquato se tornó en fiasco. Chivatazo, denuncia al canto y proceso judicial abierto en el que el Estado decide elegir a un cabeza de turco. La defensa de la empresa subcontratada recibió presiones de alto rango para inculpar en exclusiva al tesorero del estado, con el objeto de borrar de un plumazo a los otros nombres de la lista, vinculados con el gobierno. Las denuncias por perjurio y fraude postal redondeaban la jugada contra el protagonista de esta historia, que presuntamente había aceptado 300 mil dólares.

La reacción de Budd Dwyer no pudo ser más vehemente en defensa de su inocencia. Retumbando en los cimientos del Partido Republicano, que contenía el aliento antes de la sentencia de 55 años que se le avecinaba. Los diarios españoles recogieron la noticia con la sorpresa de una democracia estrenada. El New York Times recogía en un artículo lo sucedido en las últimas semanas hasta el fatal desenlace, destripando las pugnas entre el Partido Demócrata y el Republicano por este asunto, así como la conmoción de la sociedad por lo acontecido.

Una de las últimas sentencias del político fue que ”El sistema judicial no ha funcionado adecuadamente en mi caso”. Su inocencia o culpabilidad siempre quedarán en el aire. Su defensa hasta el último instante de su exención de culpa impecable. Su obcecación con salvar a  su familia de la hecatombe económica inexcusable. Integridad, al menos, para arrancarse la vida. Con la Magnum súbitamente entre sus labios desgarró el corazón de la democracia norteamericana, pero a su vez, revistió de dignidad la vida política.

No todo es esconder la cabeza bajo la tierra. Hasta donde me llega el recuerdo no encuentro a un sólo político español que haya sido capaz de llevar la dignidad tan arraigada ante una acusación de corrupción. Ahora ruego que echen un vistazo al inacabado mapa de la vergüenza:

Decenas de casos. Antes de ayer fue el caso FILESA, ayer Gescartera o Gurtel,  y hasta hace nada el ERE en Andalucía, entre muchos. Sin plomo de por medio… ¿Quién dio un paso al frente para abonar el cargo de su deuda con el erario público? ¿Alguno tuvo la necesaria dignidad como para derramar una sola lágrima cargada de la más mínima decencia? Cuanto lamento conocer la respuesta.

“Cada uno es hijo de sus obras”. Don Quijote de la Mancha.

*Fotografía de Budd Dwyer de la web pastemagazine.com

* Mapa extraído de Googlemaps por @PixSpain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s